Salud

Osteoporosis y caídas, un binomio mortal

Médico Familiar Medicina Familiar del Hospital General de la Plaza de la Salud
Existe un proceso de remodelado óseo constante, mediante el cual el hueso viejo es reemplazado por hueso nuevo; sin embargo, este equilibrio podría verse afectado por diversos factores, y es entonces cuando aparece la osteoporosis.

La densidad del hueso, la calidad y el remodelado son los “determinantes de la resistencia ósea”. La disminución de la densidad, las alteraciones de la calidad y el remodelado óseo acelerado serían causas que originan esta enfermedad que afecta a los huesos , provocando la disminución de la masa ósea que los forma, de las proteínas que constituyen su matriz o estructura y de las sales minerales de calcio que contienen.

Como consecuencia de ello, el hueso es más frágil de lo normal, lo cual aumenta significativamente el riesgo de fracturas.

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis? Mediante una prueba denominada densitometría ósea, que mide la cantidad de masa ósea del esqueleto.

Clasificación. Dependiendo de los resultados se clasifica en:
– Normal: cuando la densidad mineral ósea es superior a -1 desviación estándar en la escala T.
– Osteopenia: cuando la densidad mineral ósea se encuentra entre -1 y -2.5 desviación estándar en la escala T (la osteopenia no se incluye dentro de la osteoporosis y en general no precisa tratamiento con fármacos).
– Osteoporosis: si la densidad mineral ósea es inferior a -2.5 desviación estándar en la escala T.
– Osteoporosis establecida. Cuando existe osteoporosis y ésta ha ocasionado una fractura.
La escala T hace referencia a la media de densidad ósea de la población sana del mismo sexo y 20 años de edad.

Se estima que una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres de más de 50 años sufren de osteoporosis. Esta enfermedad es responsable de millones de fracturas anualmente, en muchas de las cuales se involucran las vértebras lumbares.

La osteoporosis no provoca síntomas y suele pasar desapercibida, motivo por el cual se la ha denominado “la epidemia silenciosa”.

Las manifestaciones clínicas de la osteoporosis aparecen como consecuencia de sus complicaciones: las fracturas; sin embargo, existe el error extendido de considerar que la pérdida de masa ósea provoca dolores musculoesqueléticos.

Fuente: Hoy

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba