ActualidadCuriosidades

Olor vaginal: ¿un estimulante para tu pareja o un producto del mercado?

La ginecóloga, Lilliam Fondeur comparte algunas rutinas inapropiadas de higiene femenina

Cuando se habla de olor vaginal muchos suelen pensar en un olor desagradable. Esto no tiene por qué ser así, ya que este aroma especial tiene un papel muy importante en la atracción sexual, y el hecho de que se perciba como un olor desagradable es solo una construcción del mercado.

Según la ginecóloga, Lilliam Fondeur (@lilliamfondeur) desde hace años se ha vendido la idea de que el cuerpo de la mujer es sucio y que es pecaminoso, por eso la gran oferta de productos que buscan constantemente limpiar, aclaras y ocultar el olor natural de cada fémina.

“Todo lo que huele mal, huele a mujer. Todo lo que huele fatal huele a vulva… el olor de la vulva es un olor muy fuerte y es un aroma que atrae al macho. Entonces, el olor a flores es para disimular el olor natural de la mujer, porque queremos negar lo que realmente somos”, dice la experta.

En un artículo publicado en la revista Web Consultas, la ginecóloga Carmen Martín Blanco sostiene que existe una gran variación de olores corporales, como variaciones en la población. Pero, además, asegura que este olor que sale del flujo vaginal es el fluido que secretan las paredes de la vagina, y tiene como función mantener limpia y humedecida la zona. Para ello, cuenta con la ayuda de la flora vaginal: un conjunto de bacterias que protege de posibles infecciones y mantiene el pH de la mucosa vaginal.

¿Cómo se debe limpiar la vulva?

Para la terapeuta sexual, Lilliam Fondeur es importante limpiar mínimo una o dos veces al día la vulva (área externa de los órganos genitales de la mujer). “Dependiendo del estilo de vida de cada mujer se debe limpiar la zona intima, ya que no es lo mismo una mujer que trabaje en una oficina, una atleta o una que trabaje en una fábrica donde hay calor”.

Muchas mujeres suelen preguntarse: ¿cuál es la rutina ideal para mantener la zona limpia? A esto la especialista contesta: “para lavarse la zona intima lo correcto sería hacerlo con agua limpia. Esta no tiene que ser de botellón, porque el agua no debe entrar a la vagina. Normalmente la forma debe ser desde delante hacia atrás, nunca detrás hacia delante, para que desde el recto no se movilicen microorganismos hacia la vagina. Este lavado puede realizarse con cualquier jabón de uso de rutina, inclusive se puede utilizar con el mismo jabón que se usa en todo el cuerpo. Para tener esta zona limpia no hay que tener una rutina extraordinaria a menos que tengas una piel muy sensible o una irritación”, comenta.

La vulva es un área que se lava de la misma forma que cualquier otra parte del cuerpo. Pero los mejores jabones para mantener el área cuidad y sin infecciones son los inocuos, aquellos que tiene el pH como el de la vagina. (En la pubertad el pH de la vagina es neutro, alrededor de 7, durante la edad reproductiva se vuelve más ácido (entre 4 y 5) y durante la menopausia vuelve a ser un pH neutro).

Pero, ¿y los óvulos, las duchas vaginales y otras rutinas?

Lilliam Fondeur afirma que el cuerpo de la mujer es la mejor mercancía. Por eso, el mercado utiliza todas sus herramientas. Haciendo que toda la vida de una mujer sea una rutina para higienizar su cuerpo.

“El mercado es un gran creador de enfermedades, y cuentan con un aliado acreditado: la ciencia. Los pañales y toallas desechables son utensilios indispensables en la vida de las mujeres y desde la primera menstruación se le enseña a la niña como los olores que su cuerpo emana pueden hacerla fracasar. Y la hacen creer que oler a sexo femenino es inadecuado”, escribe en su blog Fondeur.

La especialista comparte algunos utensilios y rutinas de higiene femenina que alteran el pH de la vagina y predisponen a infecciones vaginales.

Lavar la vulva de forma excesiva: cada vez que orines, cada vez que evacues, etc.

Los jabones, desodorantes o perfumes para genitales con olores.

Limpiar tu parte íntima con una toalla desechable perfumada.

Cubrir tu zona diariamente con un pedazo de algodón.

Utilizar fármacos que eliminan el sangrado menstrual.

Hacer duchas vaginales.

Usar óvulos para limpiar la vulva luego de la menstruación.

Usar cremas blanqueadoras para aclarar la vulva, periné y entrepiernas.

Hacer peeling íntimo.

Para muchas mujeres es imposible amarse a ellas mismas, por esto recurren a todas estas rutinas que persiguen cambiar la esencia de su intimidad. Sin entender, que esta huella es importante para las relaciones sexuales y que el olor natural estimula al macho facilitando la reproducción. “El mercado nos quiere quitar esa esencia”, afirma Fondeur.

El olor vaginal puede variar por diferentes factores naturales, sin que eso signifique que algo vaya mal. Aquí te compartimos algunos de esos factores y te exhortamos a que sientes que huele verdaderamente desagradable visites un profesional.

1. La menstruación

2. Relaciones sexuales

3. Alimentación

4. Embarazo o lactancia

5. Menopausia

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba