Internacionales

Milagro en el aire: dos aviones chocaron, uno resultó casi partido al medio, pero nadie resultó herido

Ocurrió cerca de Denver, en Estados Unidos. Milagrosamente, una de las aeronaves pudo aterrizar en un aeropuerto con un inmenso agujero en su fuselaje y el segundo avión que llevaba un pasajero descendió en un campo con un dispositivo paracaídas de emergencia

Un impresionante choque en el aire de dos aeronaves sucedió cerca de Denver (Estados Unidos) y milagrosamente no dejó heridos ni muertos. La colisión ocurrió el pasado miércoles cuando un avión bimotor y una avioneta se estrellaron, dejando uno de los aparatos casi partido por la mitad y al piloto del otro viéndose obligado a desplegar su paracaídas de emergencia.

Los aviones se preparaban para aterrizar en un pequeño aeropuerto regional en un suburbio de Denver cuando chocaron, según la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte y el South Metro Fire Rescue.

El piloto que solicitó el aterrizaje de emergencia era la única persona a bordo de un Fairchild Metroliner bimotor que aterrizó en el Aeropuerto Centennial a pesar de los importantes daños en su sección de cola.

“Parece que el motor derecho falló, así que continuaré mi aterrizaje aquí”, dijo el piloto en un clip de audio con control de tráfico aéreo.

Los expertos dicen que el resultado positivo de la colisión fue una combinación de suerte y tecnología avanzada que salva vidas.

“Es muy raro para mí poder decir ‘en el aire’ y ‘sin fatalidades’ en la misma oración”, dijo Joseph LoRusso, un abogado de aviación con sede en Broomfield, Colorado y piloto con calificación comercial, según información de The Washington Post

El daño al fuselaje trasero del Metroliner fue en la “ubicación perfecta”, dijo Anthony Brickhouse, profesor asociado de seguridad aeroespacial y ocupacional en el campus de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle en Daytona Beach, Florida.

Los bomberos llegando al lugar donde se chocó el otro avión, cuyo piloto salió volando antes en un paracaídas de emergencia. CBS Denver / APLos bomberos llegando al lugar donde se chocó el otro avión, cuyo piloto salió volando antes en un paracaídas de emergencia. CBS Denver / AP

“Si fuera la cabina de vuelo: mal resultado. Las alas: Mal resultado. La cola: Mal resultado. Ocurrió en el lugar perfecto para que el piloto bajara”, dijo.

El segundo avión, un Cirrus SR22 monomotor 2016, fue alquilado por Independence Aviation, informó la compañía en un comunicado. Su piloto desplegó con éxito el sistema de paracaídas Cirrus Airframe diseñado para ralentizar el descenso de la nave después de una colisión.

El paracaídas desplegado por el piloto “hizo exactamente lo que se supone que debe hacer”, que es “permitir que la aeronave se estrelle de manera controlada”, dijo Brickhouse.

Brickhouse estima que el sistema de paracaídas, fabricado por BRS Aerospace, con sede en Carolina del Norte, ha salvado “al menos un par de cientos de vidas” desde sus inicios.

El avión Cirrus tenía un piloto y un pasajero a bordo cuando el piloto desplegó un paracaídas rojo y blanco y se dirigió hacia un aterrizaje seguro en un campo cerca de las casas en el Parque Estatal Cherry Creek, dijo el ayudante del alguacil del condado de Arapahoe, John Bartmann.

“Cada uno de estos pilotos necesita comprar un boleto de lotería ahora mismo”, dijo Bartmann. “No recuerdo nada como esto, especialmente cuando todos se salvaron. Quiero decir que esa es la parte asombrosa de esto “.

El Washington Post recogió también el testimonio de Frances Phillips, una persona que paseaba a su perro mientras hablaba con su madre en el Parque Estatal de Cherry Creek cuando escuchó el gran estallido de los aviones chocando arriba de su cabeza. Condujo hasta el lugar donde cayeron las aeronaves justo antes de que llegara la policía y vio a dos hombres de pie frente al avión, ilesos. El mayor de los dos le dijo a la policía que él era el piloto, contó.

Los expertos dicen que si el choque hubiera sido en cualquier otra parte del avión era una muerte segura para el piloto. CBS Denver / AP
Los expertos dicen que si el choque hubiera sido en cualquier otra parte del avión era una muerte segura para el piloto. CBS Denver / AP

“Simplemente estaban parados ahí como si estuvieran en un cóctel”, dijo Phillips.

Como él, otros vecinos contaron que escucharon el momento del accidente y que el ruido los asustó bastante. No creyeron que nadie pudiera sobrevivir a eso y se sorprendieron bastante al enterarse que ambos pilotos salieron ilesos.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte tiene cuatro personas investigando el accidente, dijo la agencia federal en un comunicado.

“Estamos trabajando para comprender cómo y por qué chocaron estos aviones”, dijo John Brannen, investigador principal de la NTSB para el accidente. “Es una suerte que nadie haya resultado herido en esta colisión”.

NTSB dijo que publicará un informe preliminar en las próximas dos semanas. Pero espera que toda la investigación demore entre 12 y 18 meses.

Fuente: https://www.infobae.com/america/eeuu/2021/05/17/milagro-en-el-aire-dos-aviones-chocaron-uno-resulto-casi-partido-al-medio-pero-nadie-resulto-herido/

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba