Internacionales

Expertos advierten el peligro de un inminente terremoto por la falla de San Ramón en Chile: sobre ella viven más de un millón de personas

Un estudio advierte que el accidente geológico está situado en el corazón del sector oriente de Santiago, la capital del país. Más de la mitad de la traza está habitada y representa un peligro serio para la ciudadanía

Se trata de un sector estratégico de la gran capital. Están las comunas en las que se registra mayor actividad económica, además de las que han tenido mayor crecimiento demográfico en los últimos años. Centros turísticos, parques residenciales, edificios de gran altura y nuevos proyectos inmobiliarios que tienen un peligro inminente y subterráneo. La amenaza de la falla de San Ramón, que según los expertos, está activa y podría afectar a 1,7 millones de personas.

Chile es un país altamente sísmico. Sin embargo, acostumbrados al comportamiento telúrico del llamado “cinturón de fuego del pacífico”, los eventos generalmente han azotado territorios ubicados en la costa del país. Tanto el norte como en el sur de Chile, se han registrado movimientos tan grandes, que incluso Chile registra el record del terremoto más grande de la historia.

El megaterremoto de Valdivia en 1960, fue conocido como el Gran Terremoto de Chile y sus características fueron tan devastadoras que se registraron, a partir del mismo, movimientos en todo el planeta, acompañado de tsunamis en Hawaii y otros en la costa de Asia. Fue el 22 de mayo de 1960 y su epicentro se localizó en Valdivia a 850 kilómetros al sur de Santiago, con una magnitud que alcanzó los 9,5 grados Mercalli.

Las características de la amenaza de la falla de San Ramón está ubicada en otro sector del país. Específicamente en la zona oriente de la Región Metropolitana, en Santiago, la capital. Se trata de las comunas con mayor densidad poblacional de Chile, y por eso los expertos advierten de su peligro.

La falla de San Ramón atraviesa todas las comunas situadas a los pies del frente cordillerano de Santiago. Son más de 50 kilómetros que cruzan los municipios de Vitacura, Las Condes, La Reina, Peñalolén, La Florida y Puente Alto.

(Centro de sismología de la Universidad de Chile)(Centro de sismología de la Universidad de Chile)

Al respecto, el investigador del Programa de Reducción de Riesgos y Desastres de la Universidad de Chile, Gabriel Easton, advierte sobre los riesgos de las viviendas y proyectos inmobiliarios que existen y se desarrollan en este sector. “Actualmente desarrollamos un proyecto sobre la planificación urbana en riesgo de la Falla San Ramón, con lo cual estamos precisando aún más su ubicación a partir de datos topográficos de alta resolución y la próxima realización de nuevas trincheras paleo sismológicas. Cada vez, los antecedentes que recabamos nos confirman su importancia en cuanto estructura geológica activa, capaz de generar terremotos corticales y con posibilidad de ruptura en superficie”, explicó Easton.

infobae-image

Los antecedentes son analizados por los investigadores e investigadoras que alertan respecto del riesgo de construir sobre la falla San Ramón. “Hasta 1960 la ciudad de Santiago se planificó supeditada al valle central, pero en 1979 esa concepción cambió, a partir de la ampliación del territorio urbanizable hacia el piedemonte cordillerano, con un desarrollo cada vez mayor sobre la falla”, declara.

En cuatro décadas, detalla el profesor Easton, “el crecimiento de la población que habita las comunas por donde pasa la falla cambió desde unas 500 mil a más de 1,7 millones de personas; de ellos, la población que vive directamente sobre la potencial zona de ruptura, en caso de un sismo mayor, serían estimativamente varias decenas de miles de personas”.

La alarma ha sido puesta a disposición de las autoridades. Si bien no existen fechas exactas, el riesgo es inminente y permanente. Pablo Salucci, geógrafo de la Universidad Católica, señala que el hecho de identificar esta falla como un elemento “activo”, es decir una falla que puede producir sus propios terremotos, la transforma en una amenaza. “Si observamos el proceso de urbanización que se ha llevado a cabo en los últimos 40 años sobre el piedemonte cordillerano, lugar por donde pasa la falla, observamos un peligro, ya que tenemos a población expuesta a esta amenaza, debemos avanzar en los posibles escenarios que puedan darse; que rompa sólo un segmento, dos por separado o toda la falla. Hoy no debiera permitirse que se continúe densificando la precordillera y el segmento que no está urbanizado debiera protegerse y convertir esa zona en parque, de manera de disminuir el riesgo y amortiguar los impactos de un posible terremoto a causa de la falla”, explica Salucci.

(Centro de sismología de la Universidad de Chile)(Centro de sismología de la Universidad de Chile)

Los estudios, geológicos, sismológicos y geofísicos, de las últimas dos décadas han evidenciado que esta falla es capaz de generar terremotos de gran magnitud. Se refiere a sismos que podrían alcanzar los 7,2 a 7,5 grados, con ruptura en superficie a lo largo de las decenas de kilómetros en donde se ubica la falla en el frente cordillerano. Centros económicos, parques residenciales de gran envergadura, edificios y centros turísticos reconocidos en el mundo están dentro del radio de cobertura denominada en los estudios.

El estudio, advierte que el 55 por ciento de la traza de la falla se encuentra habitado, por eso el llamado de atención a las autoridades y la urgente necesidad de poner fin a la construcción de nuevos proyectos urbanísticos. Hasta ahora, son 1,7 millones de personas las que residen en las comunas descritas, cifra que no puede seguir creciendo a juicio de los expertos y a la luz del informe.

Fuente: Infobae

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba