Economía

El BM daría asistencia técnica a nuevo gobierno

El sector eléctrico, que años atrás siempre fue el “Talón de Aquiles” en los acuerdos negociados por el país con organismos internacionales, por el peso de las transferen­cias en las finanzas públicas, sigue siendo una actividad de gran importancia para el desarrollo de la economía.

A pesar del gran avance de inversiones en energías re­novables en el sistema ener­gético dominicano, de una mayor diversificación de la matriz y de la mejora en el servicio a la población, toda­vía el programa de proyectos para completar la reducción de pérdidas en el sector de la distribución no ha culmina­do, porque se hacen por eta­pas, al igual que otros que abarcan la construcción y re­moción de subestaciones y que se realizarán con finan­ciamiento internacional.

Frente a ese panorama, las nuevas autoridades del Go­bierno que se instalará a par­tir del próximo 16 de agosto se reunieron el viernes con representantes del Banco Mundial, donde uno de los puntos tratados fue la ne­cesidad de evitar la duplici­dad de funciones y el forta­lecimiento de la gobernanza en el sector eléctrico, así co­mo ampliar los esfuerzos en mecanismos de mayor trans­parencia, “que brinden con­fianza a todos los actores in­volucrados y promuevan un clima de confianza para la inversión”.

Reunión
Durante la reunión con el equipo del Presidente elec­to Luis Abinader y represen­tantes del Banco Mundial en el país, el tema central fue la importancia del sector eléc­trico como uno de los moto­res principales del desarrollo y la economía.

También, los instrumen­tos financieros que el Gru­po Banco Mundial puede poner a disposición del Go­bierno, incluyendo recursos para inversiones en proyec­tos específicos y el diseño e implementación de refor­mas estructurales. Además, se conversó sobre la posibi­lidad de contar asistencia técnica en materia de refor­mas sectoriales, combina­ción que es necesaria para la modernización y transfor­mación del sector eléctri­co del país. Actualmente, el Banco Mundial apoya al país con un préstamo de US$120 millones para contribuir con la reducción de pérdi­das y modernización de la red de distribución, el cual se suman a financiamientos de otros organismos mul­tilaterales (BID, OFID, en­tre otros). Además de estos financiamientos en ejecu­ción, estimaciones del Go­bierno indican que se necesi­tan recursos adicionales por aproximadamente US$600 millones para completar la modernización de las redes de distribución y para contri­buir con una solución soste­nible al problema de reduc­ción de pérdidas eléctricas. Se recuerda que con esos propósitos el Gobierno bus­có un financiamiento con el Exim Bank de China por US$656.13 millones

 Programa estatal
En un programa de reduc­ción de pérdidas que com­prende tres etapas, comen­zando por la rehabilitación de redes de distribución, entre otros factores no me­nos importantes como la gestión social, en el período 2012-218 el Gobierno inter­vino 87 circuitos, rehabilitó 1,701 redes de distribución, con un soporte financiero del BID, por US$149.8 mi­llones; US$113.4 millones del OFID (Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional) y US$42.8 millones del Banco Mundial.

Entre 2019-2023, el progra­ma comprende un segundo fi­nanciamiento de US$119.35 millones del Banco Mundial, de los cuales a junio de este año 2020 se habían ejecutado US$69.92 millones. Una se­gunda fase envuelve un mon­to de US$262.75 millones por medio del Banco Euro­peo de Inversiones, el OFID y la CAF.

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba