Salud

¡A petición! La lechosa: exfoliante y blanqueador natural

uenta la leyenda, que Cristóbal Colón cuando llegó a Las Antillas, llamaba la lechosa “fruta de los ángeles” y es que esta fruta posee innumerables beneficios que aportan mejoría en nuestra salud y en nuestra piel. La lechosa o papaya, es uno de los exfoliantes naturales más poderosos y con asombrosos resultados a corto plazo.

Sus enzimas eliminan a profundidad las impurezas del rostro con sólo aplicarla como un puré por 10 minutos, ya sea sola o mezclada con un poco de miel. La lechosa tiene un alto contenido de vitamina A, lo cual es vital para mantener un cutis sano, además de hidratar la piel, aclarar manchas, combate el acné y hasta reduce las líneas de expresión. Por su fuerte poder exfoliante, si tu piel es sensible, es importante que hagas una prueba antes de colocar cualquier mascarilla de lechosa en tu rostro y así evitar cualquier reacción.

Cáscaras de piña
Cuando estés consumiendo piña en casa, no votes las cáscaras. Estas poseen un alto contenido en magnesio y vitamina C, esenciales para estos tiempos de pandemia. Hierve por 20 minutos un buen poco de cáscaras de piña con un trocito de canela a tu gusto, luego puedes consumirla en té caliente, o como una bebida fría refrescante diario o interdiario.

Exfoliación de sal y café
Hace un par de semanas tuve una sesión de Reiki, muy recomendado en estos días en los que la salud mental es esencial, y en conversación con la maestra, me dice que si deseaba cambiar cosas en mi vida y liberar cargas me recomienda una buena exfoliación de café con sal frotada contrario a las manecillas de reloj, y que, si deseamos mantenerlas con su misma energía, sería a favor de las manecillas. La sal protege y el café limpia nuestra energía.

Mascarilla de guineo
para piel madura

El guineo es un gran aliado de la piel y el cabello, por sus poderosas propiedades regeneradoras, además de su gran cantidad de colágeno y elastina, algo que vamos perdiendo con los años.
Mezcla en la licuadora medio guineo pequeño, dos cucharadas de avena entera y una cucharada de
miel. Luego de lavar el rostro, aplicar esta mezcla con movimientos circulares, dejándolo actuar
por 15 minutos. Luego retirar con abundante agua y aplicar crema como de costumbre. Tu piel
lucirá más renovada y fresca.

Auto-masaje
para los pies cansados

¿Que no puedes hacerte una reflexología en un spa? No importa, con estos tips para masajear tus pies antes de dormir, es suficiente hasta que puedas conseguir relajarte a otro nivel. En las plantas de los pies, se manifiestan todas las partes del cuerpo, con lo cual un “autocariño” no cae mal. Primero frota tus manos para generar calor, luego abraza cada pie con el calor de tus manos, con el objetivo de pasar toda la energía activada por medio de tus manos. Luego procede a aplicar una crema que tengas, con mentol preferiblemente, por todo el pie, siempre en movimiento circular en el mismo sentido del reloj, iniciando desde el pulgar y terminando en el talón. Si gustas, puedes colocar unas medias y dormir con ellas.

Fuente: Hoy

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba