ActualidadCuriosidades

13 alternativas al bótox para el tratamiento de arrugas

La toxina botulínica, si bien ha demostrado ser efectiva para el tratamiento de las arrugas, también conlleva riesgos. Sigue leyendo y conoce cuáles son las alternativas al bótox.

La aparición de arrugas en el rostro puede parecer algo inevitable, pero también es un proceso un poco controlable. En la actualidad se cuenta con procedimientos que incluyen el uso de la toxina botulínica, así como alternativas al bótox.

La toxina botulínica es una sustancia que se elabora a partir de una bacteria: Clostridium botulinumEl bótox se inocula para producir rigidez en la musculatura facial, impidiendo que se contraiga o arrugue.

Sin embargo, sus efectos en el tiempo son limitados. Por ende, cada cierto periodo hay que repetir el procedimiento, lo que resulta costoso de mantener. Asimismo, conlleva riesgos y efectos secundarios, como la migraña crónica, la espasticidad, la distonía cervical y la hiperhidrosis.

Alternativas al bótox para tratar las arrugas

Si estás buscando la manera de reducir las arrugas o retrasar su aparición, debes saber que existen en el mercado alternativas al bótox que van desde la cirugía hasta opciones más naturales. Veamos.

1. Minilifting

Si bien el bótox apareció como una opción para quienes no querían someterse a cirugía, hay quien prefiere la intervención quirúrgica. Sobre todo tomando en cuenta que hoy se practican procedimientos mínimamente invasivos.

Tal es el caso del minilifting, usado para reposicionar la piel en zonas focalizadas (pómulos, mejillas, cuello), corrigiendo las arrugas. En esta intervención se hacen pequeñas incisiones. Es ambulatoria y la recuperación es corta.

2. Viscoderm

Viscoderm es un inyectable de ácido hialurónico propuesto como alternativa al bótox. El procedimiento (infiltrado en multipunción), la forma de actuación y los efectos son distintos, aunque la duración es similar y oscila los seis meses.

Por otra parte, viscoderm tiene un doble objetivo: hidratar y rellenar. Aunque no se le considera propiamente un relleno, pues se hace a los fines de estimular la síntesis de colágeno.

Inyectables para las arrugas.
Los inyectables para combatir las arrugas vienen en diferentes presentaciones.

3. Otros inyectables

Dysport también es una neurotoxina alternativa al bótox. Con respecto a este, la diferencia es la técnica empleada y las dosis, que son más pequeñas. No hay estudios que lo respalden.

Myobloc es otra inyección de toxina botulínica y funciona de manera similar. Sin embargo, según el informe de la Foods and Drugs Administration (FDA), sus efectos duran 4 meses. Además, puede producir disfagia y dificultades respiratorias.

4. Láser

El láser es una opción no quirúrgica. Las investigaciones señalan que el uso de láser ablativo favorece el tratamiento de las arrugas, disminuyendo el fotoenvejecimiento y las cicatrices.

Por otra parte, en la fototermólisis con láseres fraccionados (fraxel) se crean heridas microscópicas. Según los estudios, esta alternativa al bótox es segura y eficaz para tratar cicatrices y despigmentación.

5. LED

Un LED es un diodo emisor de luz usado en un tipo de terapia no invasiva alternativa al bótox. El LED sirve para estimular el aumento de colágeno en las células de la piel, con miras a lograr el rejuvenecimiento, reducir arrugas y líneas de expresión, así como cicatrices, marcas de acné y manchas por la edad.

6. Microcorriente

Con la microcorriente se penetra en las capas profundas de la piel, estimulando la producción de colágeno y elastina, tonificando y reafirmando. A su vez, repara la piel.

Esta alternativa al bótox se usa como medida preventiva, incluso en las personas más jóvenes. Tiene la ventaja de no ser un tratamiento invasivo. No requiere reposo, es indoloro, seguro y tiene efectos inmediatos.

7. Radiofrecuencia

El principio en el que se basa la radiofrecuencia es distinto al de la microcorriente. Utiliza energía térmica, la que se transmite a la dermis, elevando la temperatura.

Al igual que en los dos procedimientos anteriores, con la radiofrecuencia se busca estimular la producción de colágeno para realzar la apariencia de suavidad, reafirmando la piel flácida y reduciendo las huellas del paso del tiempo.

8. Exfoliaciones químicas

En la exfoliación se utilizan sustancias químicas, como ácido glicólico o ácido salicílico. Se aplican sobre la piel para tratar diversos problemas: acné, manchas y arrugas.

A diferencia de los anteriores procedimientos alternativos al bótox, las exfoliaciones requieren de recuperación posterior y ciertos cuidados, pues la piel queda sensible.

9. Microagujas

En este procedimiento, también llamado microneedling, se induce colágeno a través de pequeñas punciones cutáneas, estimulando los mecanismos naturales de la piel para recuperarse.

Según los estudios realizados, las microagujas mejoran las líneas de expresión, las arrugas, la flacidez y la textura de la piel. Incluso varios meses después de su aplicación.

10. Acupuntura

Tradicionalmente, se ha usado la acupuntura para tratar diversos problemas de salud. Ahora también se aplica con fines cosméticos, como alternativa al bótox para el antienvejecimiento

Un estudio piloto demostró que puede mejorar la elasticidad facial, dando una apariencia más juvenil y reduciendo las arrugas. Es natural, sencillo y eficaz. Se producen leves hematomas en el sitio de la punción.

11. Cremas y otros productos faciales

Tradicionalmente, se han empleado gran diversidad de productos para reducir la oxidación, estimular la regeneración celular o la producción de colágeno. Desde achicoria, aloe vera y ginkgo biloba hasta células madres y ácido hialurónico.

Estos productos sencillos y muchas veces económicos constituyen una alternativa al bótox. Sin embargo, sus resultados son más bien preventivos, para retardar la aparición de arrugas.

Aloe vera para las arrugas como alternativa al bótox.
La planta de aloe vera ha sido empleada desde hace décadas en el cuidado de la piel y en la prevención de la aparición de arrugas.

12. Vitaminas

La clave de la apariencia de la piel es el colágeno. Entonces, podemos estimular la producción de esta sustancia mediante suplementos nutricionales que incluyan vitaminas C, E, carotenoides y antioxidantes.

13. Yoga facial

Con el yoga facial se tonifican los músculos de la cara que intervienen en la expresión. Consiste en una rutina de ejercicios para el rostro con la que se busca revertir o disminuir las huellas del paso del tiempo.

Consejos para mantener una piel joven

Antes de tener que apelar a algún procedimiento para contrarrestar el envejecimiento, ya sea toxina botulínica o cualquiera de las alternativas al bótox, es mejor empezar por prevenir la aparición de arrugas. Para mantener una piel joven y sana podemos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Protégete del sol, usando bloqueador y gafas oscuras, incluso sombrero.
  • Aliméntate bien, evitando grasas saturadas, harinas refinadas y azúcar en exceso.
  • Recuerda siempre la hidratación.
  • Desmaquíllate bien antes de acostarte.
  • Descansa: lo aconsejable es dormir de siete a ocho horas continuas en un horario regular.

Las alternativas al bótox son múltiples

¿Alternativas al bótox? Claro que las hay y de diferentes tipos; desde procedimientos quirúrgicos y tratamientos poco invasivos hasta productos cosméticos y suplementos de vitaminas.

Ahora bien, aparte de ser un reflejo del paso del tiempo, las arrugas también son líneas de expresión. Y si bien no podemos evitar manifestarlas, sí es posible atenuar las huellas que las emociones imprimen en la piel.

Y es que no son las emociones positivas las que nos afectan, sino la angustia, el miedo, la tristeza. Así que debemos procurar la armonía y la paz interior en nuestras vidas para que las preocupaciones no se reflejen en la cara.

Fuente: https://mejorconsalud.as.com/alternativas-botox-tratamiento-arrugas/

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba